Caos valenciano: así será la huelga de autobuses y trenes que le podría amargar a Ribó las elecciones

Los usuarios del transporte público de València tienen desde este jueves más dificultades para moverse por la ciudad. Los trabajadores de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) decidieron anoche rechazar la oferta de la compañía pública de autobuses sobre las jubilaciones parciales y prejubilaciones, tras el conflicto desatado por el número de jornadas que deben trabajar quienes se acojan a esta figura a partir de los 61 años. Por ello, pese al preacuerdo de la dirección de la EMT con los sindicatos, los propios empleados han rechazado la oferta en una votación, por lo que a última hora de la noche cobraron vigencia los paros parciales anunciados para enero y febrero que prevén seis días de protestas. De hecho, se han desarrollado, con servicios mínimos del 70% en todas las líneas, durante las 7.00 y las 9.00 horas de este jueves, y están previstos también para esta tarde (de 17.00 a 19.00 h). Si no se acercan posturas y se desconvocan los paros, estos coincidirán el próximo martes 29 de enero por la mañana, en plena hora punta, ya que están programados de 7.00 a 9.00 en la EMT y de 7.30 a 9.15 horas en Metrovalencia, tanto en las líneas del metro como en las del tranvía. Según fuentes sindicales de la EMT, los días 4,12,20 y 27 de febrero los paros serán de 8.00 a 10.00, de 16.00 a 18.00; de 19.30 a 21.30 horas y de 22.00 a 24.00 horas.  Al respecto, el comité de empresa advierte de que si no se alcanza un acuerdo no descartan aumentar las medidas de presión. Sin aviso con antelación a los usuarios Entidades han criticado la falta de comunicación a los usuarios sobre la convocatoria de los paros. Fuentes de la Federación de Asociaciones de Vecinos de València han afirmado que, “sin entrar a valorar los motivos de la huelga” en la EMT, lamentan “la nula información que ha existido hacia sus usuarios y usuarias”. Según la organización vecinal “esta no es la mejor manera de promocionar el transporte público”, por lo que exigen “soluciones tanto a esta huelga como a la de FGV”. Desde la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu) también han mostrado su “total disconformidad” porque creen que se han convocado con poca antelación. La EMT ha replicado que lamentan la situación, pero que la huelga “se convocó de madrugada”, por lo que han informado “en cuanto ha sido posible” y añaden que en ello siguen. A cuatro meses de las elecciones La huelga en la empresa pública municipal llegan a cuatro meses de las elecciones locales, y poco después de que el presidente de la EMT y concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, sacara pecho en una rueda de prensa de que no le habían hecho una huelga durante el actual mandato y de apelar a la responsabilidad de la plantilla. La situación de conflictividad laboral en Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) se remonta más atrás en el tiempo, y tiene que ver con la negociación del convenio colectivo y con la falta de personal para poner en marcha nuevos servicios como el nocturno, entre otras cuestiones. Grezzi ha afirmado que se solidariza “con quienes lo padecen, que son los valencianos y valencianas”, pero siempre “respetando el derecho de huelga de la plantilla de la EMT”. Ha recordado que se hace “por un tema de prejubilaciones” de una ley que no depende del Ayuntamiento de València, sino del Gobierno central, por lo que entiende que la huelga se dirige a la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, para que cambie ese marco normativo. “Estamos encantados de estar a su lado, pero excede de nuestras competencias, porque no podemos cambiar esa ley. Sí que podemos ofrecer alternativas, que hemos estado ofreciendo”, ha añadido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Google+
Google+
https://enpunt.es/caos-valenciano-asi-sera-la-huelga-de-autobuses-y-trenes-que-le-podria-amargar-a-ribo-las-elecciones
YouTube
YouTube
Instagram