Relatores, traidores, perros fieles y demás acomplejados

Relatores, traidores, perros fieles y demás acomplejados I·PARTE

No os cuento ninguna novedad si os digo que la situación política del país ha adquirido una profundidad en cuanto a su complejidad hasta ahora nunca vista.

Empezando por lo más alto, o si preferís lo más “bajo”, Pedro Sánchez. Llegado cual César gracias al apoyo de unos senadores que cargan en sus mochilas diversas y gravísimas traiciones al imperio y que, aun habiendo sido descubiertos, tienen el poder de, irónicamente, elegir quien y qué es mejor para dicho imperio. Sin duda un gran plan, por supuesto contando con la suerte de que este imperio llamado España no margina de su particular ‘senado’ a quien ya advierte que viene a destruirlo.

Tan inmorales son los que utilizan las herramientas que les otorga nuestro país (también llamado como cierta parte de una celebre ciudadana de nombre Bernarda) para romperlo como los que se apoyan en estas prostitutas que con suerte una vez a la semana aposentan sus traseros en un sillón que les repugna y odian porque representa el funcionamiento y la base de un Estado “opresor” que “les roba” y “margina”. Pero claro… por unos módicos 14.000€ se dejan tocar por este sitial, se desplazan al congreso e incluso juran lealtad a esa Carta Magna que les repele y que parece estar de decoro llamada Constitución. Que por supuesto, no dudarán en utilizar si su “moral”, su bolsillo o su poder se ven afectados por terceros.

Pues con este equipo llegó nuestro presidente al poder, cumplió su obsesión. Y tras creerse Rey, cruzar los cielos de nuestro territorio quemando billetes de las últimas mierdas (que somos nosotros) y alguna otra aparición con más pena que gloria, llegó el momento de confiar en sus socios de aquelarre y… ¿sorpresa?, ninguna, lo apuñalaron.

Pedro… esto no era un aquelarre, porque hasta en este tipo de conjuras existe la lealtad, un fin común y unos principios a seguir. Tu abominable creación carecía de todo lo anterior, simplemente erais, como he dicho antes, las prostitutas, el principito caprichoso y cuatro forasteros con un pasado que nadie desconoce. Presumiéndote una inteligencia normal, estoy seguro de que tú, lo sabías, pero has cumplido tu sueño, has salido mucho en prensa, se han referido a ti como señor presidente y has disfrutado de todos los fetiches que perseguías gozar ¿de manera obsesiva?, no lo sé, no soy un profesional como el prestigioso Doctor Gahona y no puedo decirte que tengas rasgos psicopáticos de manera creíble.

II·PARTE- El esbirro presidente de Valencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Google+
Google+
https://enpunt.es/relatores-traidores-perros-fieles-y-demas-acomplejados
YouTube
YouTube
Instagram